Crema de remolacha, nabo y boniato

Actualizado: 25 may

Sin gluten, sin lácteos, sin azúcar, sin mamífero, sin grasas refinadas, sin procesados industriales ni colorantes ni saborizantes artificiales. 100% Natural


Tiempos:

30'


Raciones:

4 platos.


Ingredientes:

-280g de Remolacha (2 unidades)

-230g de Cebolla (1 grande/2 pequeñas)

-150g de Boniato (1 pequeño)

-250g de Nabo (2 unidades)

-7g de Jengibre fresco (3 rodajas)

-10g de Kuzu raiz de Pueraria (2 cucharaditas)

-1 cucharada de Cúrcuma molida, Pimienta negra de molinillo, Agua, Sal del Himalaya Semillas de Sésamo Negro y Aceite de Oliva Virgen Extra (para tomar en crudo) y Aceite de Oliva Virgen (para cocinar).


Herramientas

–1 Cacerola pequeña (recomendable de hierro, cerámica, acero inoxidable o titanio ya que son libres de tóxicos a la hora de cocinar con ellos).

Tabla // Cuchillo grande (cebollero) // Cuchillo pequeño (pelador o puntilla).

Peso digital o analógico.

-Batidora y su Vaso.

1 Cuchara de Madera.

-Bol y cuchara por ración.


Precio medio de los ingredientes

Remolacha (eco)->280g = 0,50€ // Cebolla (eco)->230g = 0,35€ // Boniato (eco)->150g = o,70€ // Nabo ->250g = 0,70€ // Kuzu (sakai)->10g = 0,30€ // Resto de los ingredientes -> 0,10€

Casi todos los alimentos son de origen ecológico, de proximidad o salvajes. El precio se puede abaratar más o en cambio encarecer según calidades y en donde se compren los productos.El precio se puede abaratar más o en cambio encarecer según calidades y donde se compren los productos.

Total = 2,65€ las 4 raciones


Elaboración:

1. Pelar y cortar las cebollas en cuadrados (mitad, base a la tabla y 3 cortes vertical + 1 o 2 transversal)

2. Poner a pochar con aceite de oliva virgen a fuego medio-alto unos 5/7 minutos.

3. Pelar el nabo, la remolacha y el boniato; cortar en dados como el dedo gordo y reservar.

4. Echar todo a la cacerola cuando esté la cebolla, dar unas vueltas, añadir la cúrcuma molida y la pimienta, volver a dar unas vueltas.

5. Añadir el agua, un puñado de sal y tapar.

6. Cuando esté hirviendo contar 15′.

7. Triturar todo y volver a poner en el fuego.

8. Diluir el kuzu en un culo de agua fresca de un vaso y añadir cuando esté hirviendo otra vez la crema.

9. No dejar de mover con ayuda de una cuchara de madera, notar que es más espeso y apagar.


Fácil y buena crema para hacer el domingo, solventando comidas o cenas a lo largo de la semana. Nos aportará sales minerales tan importantes para nuestro organismo, órganos, tejidos, células y su interrelación; como procesos en la gestión de líquidos, residuos o nutrición de células de todos los campos (musculares, oseas, nerviosas, sanguíneas,…) Esas maravillosas propiedades en parte son del Kuzu que interesa y tomarlo varias veces a la semana.


5 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo